x

Familias guatemaltecas creen que las víctimas de la masacre fueron migrantes

1 month 1 week 20 hours ago Monday, January 25 2021 Jan 25, 2021 January 25, 2021 7:00 PM January 25, 2021 in Hechos Valle

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) - Familiares de migrantes de Guatemala dijeron el lunes que creen que 13 de los 19 cadáveres carbonizados encontrados en un estado fronterizo del norte de México podrían ser sus seres queridos y la Cancillería del país dijo que estaba recolectando muestras de ADN de una docena de familiares para ver si había una coincidencia con alguno de los cuerpos.

De ser cierto, los asesinatos revivirían los recuerdos de la masacre de 72 migrantes en 2010 en el mismo estado de Tamaulipas, plagado de bandas.

Ramiro Coronado dijo a The Associated Press por teléfono que tenía un familiar entre un grupo de 13 migrantes que salieron de la provincia de San Marcos y viajaban juntos antes de que sus familiares perdieran contacto con ellos el jueves.

El sábado, las autoridades de Tamaulipas encontraron 19 cuerpos quemados y baleados cerca de un pueblo al otro lado del Río Grande desde Texas.

Las autoridades mexicanas dijeron que no están seguras de que los cuerpos sean de migrantes. La Cancillería guatemalteca escribió en un comunicado de prensa que "las autoridades mexicanas se encuentran en la fase de realizar pruebas de identificación, por lo que no pueden confirmar sus identidades en este momento".

Camargo, el área donde se encontraron los cuerpos, ha sido durante mucho tiempo el escenario de batallas territoriales entre bandas de narcotraficantes rivales, y las autoridades dijeron que se encontraron tres rifles en la camioneta donde estaban apilados los cuerpos.

El Instituto Nacional de Migración dijo que estaba trabajando con consulados extranjeros en México, pero los cuerpos estaban tan quemados que no pueden ser identificados de inmediato. También se encontraron restos derretidos de lo que parecen ser teléfonos celulares.

Coronado dijo que su sobrino, Adán Coronado, de 31 años, se había ido a Estados Unidos junto con otros migrantes del grupo de San Marcos hace unas dos semanas.

"Eran un grupo que viajaba juntos", dijo Coronado, y se mantuvieron en contacto con familiares en casa. Pero aparentemente se encontraban en Tamaulipas o cerca de ellos en ese momento, y desde el jueves no había tenido noticias de ellos.

"Era la primera vez que iba (a Estados Unidos). Dijo que quería una mejor situación de vida para él y su familia", dijo Coronado.

Mario Gálvez, un congresista que representa a San Marcos, escribió en sus cuentas de redes sociales que los migrantes desaparecidos incluían a 10 hombres y tres mujeres.

"Hemos contactado a los familiares, dicen que los cuerpos encontrados son de sus familiares, tienen información de que fue ese grupo", escribió Gálvez. "Le hemos pedido a la Cancillería que ayude a las familias con la repatriación de los cuerpos".

"No pueden encontrar oportunidades de desarrollo en sus lugares de origen, que históricamente han sido totalmente abandonados por el gobierno", escribió Gálvez. "El sueño de nuestros niños y jóvenes se ha convertido en llegar a Estados Unidos".

La oficina del fiscal del estado de Tamaulipas dijo que los cuerpos fueron descubiertos a lo largo de un camino de tierra en las afueras de Camargo el viernes por la noche después de que los residentes informaron sobre un vehículo en llamas. Se encontraron cuatro cuerpos en la cabina y cerca de los vehículos, y los otros 15 se amontonaron en la plataforma del camión.

Todos habían recibido disparos, pero no se encontraron casquillos de bala en el lugar, lo que llevó a los investigadores a creer que fueron asesinados en otro lugar.

Una repetición de la masacre de 2010 ha sido durante mucho tiempo una de las peores pesadillas del gobierno mexicano. En 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo: "No queremos que se repitan actos horrendos y lamentables como San Fernando".

En agosto de 2010, los miembros del cártel de Los Zetas detuvieron dos remolques que transportaban a decenas de migrantes, en su mayoría centroamericanos, y los llevaron a un rancho en la ciudad de San Fernando, en Tamaulipas. Después de que los migrantes se negaron a trabajar para el cartel, les vendaron los ojos, los ataron al suelo y los mataron a tiros.

Camargo es un importante punto de tránsito de tráfico de drogas y migrantes. Los grupos del crimen organizado codician el control de tramos de la frontera porque ganan dinero con todo lo que cruza la frontera.

Camargo está cerca del límite de un territorio históricamente controlado por facciones del cartel del Golfo y en los últimos años un remanente de los Zetas conocido como el cartel del Noreste ha intentado tomar el control.

En enero de 2020, se encontraron 21 cuerpos, la mayoría quemados, en varios vehículos cerca de la vecina localidad de Ciudad Mier. Días después, el ejército mexicano mató a 11 presuntos pistoleros en la zona.

(Copyright 2021 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso).

More News

Radar
7 Days