x

Conquistando Barreras

Related Story

HARLINGEN – Desde el momento que nació, a solo 24 semanas de gestación y con un peso de solo una libra y 15 onzas, Dominic Torres lucho contra la adversidad.

“Se supone que no sobreviviría. Me llamaron varias noches para decirme que no iba a sobrevivir, pero resulto ser todo un guerrero", dijo Velma Torres, madre de Dominic.

Dominic empezó a usar una silla de ruedas cuando tenía cinco años. El padece de parálisis cerebral.

“Antes usaba un caminador, pero fue sometido a una cirugía que lo dejo en coma. También le dio una embolia que lo dejo en silla de ruedas. Cambio toda su vida”,  dijo Torres.

Torres dice que Dominic está acostumbrado a luchar ... a derribar los estereotipos de la sociedad.

“Vamos a lugares y muchos niños le tienen temor porque está en silla de ruedas, y hasta los adultos se le quedan viendo”, comentó Torres.

Ella nunca ha permitido que la silla de ruedas le impida hacer lo que él quiere.

“Está lleno de vida. Tal pareciera que la discapacidad no se interpone en su camino”, dijo Torres.

Dominic jugó baloncesto con Tony Parker, de la NBA, fue a Disney World y recientemente hizo algo que muchos jamás intentaríamos.

“Saltar en paracaídas”, dijo Dominic. “Si no puedo caminar, voy a volar”.

Con tantos logros e historias que contar, Dominic aún no había logrado hacer algo que siempre ha deseado. Nunca había sentido la brisa en su cabello mientras pasea en un columpio.

"Son cosas que pasan desapercibidas para muchos,  ya que casi cualquier persona puede jugar en un columpio”, dijo Torres.

Pero eso no era posible para Dominic – hasta ahora.

“Existen cosas con las que los niños con discapacidades y los niños sin discapacidades pueden compartir”, dijo Daniel Garza, director de educación especial para el Distrito Escolar Consolidado Independiente de Harlingen.

El distrito escolar y el municipio forjaron una sociedad para crear parques para niños con todo tipo de habilidades. Las áreas de recreo están en los parques Pendelton y Victor.

“Muchos estudiantes estaban siendo excluidos por sus discapacidades o déficits intelectuales, peor estos lugares unen a todos los niños para que jueguen a aprendan unos de otros”, comentó Garza.

"Tardo 21 años para pasear en un columpio. Le encanta. Ahora se puede pasear y es algo que no podía disfrutar”, dijo Torres.

Abrió la puerta a muchos niños con necesidades especiales. Hemos logrado mucho.

News

Radar
7 Days