x

Especialista en Supervision de Adultos Menciona Sanciones po

Related Story

EDINBURG - Los investigadores tratan de localizar a Francia Joseline Villegas-Amaro de 21 años, madre de Paris Gomez de un año. La mujer está acusada de secuestrar a la niña y huir a México.

Los investigadores creen que se quitó su monitor del tobillo antes de salir del país.

Robert Longoria se especializa en tecnología de supervisión de adultos. Su compañía proporciona a las cortes toda clase de dispositivos de supervisión.

"Tenemos una gran variedad de tecnología, todo de monitores de alcohol a monitores GPS," dijo Longoria, "Lo último en tecnología."

Amaro está acusada de secuestrar a su propia hija. Perdió su custodia debido a que anteriormente se vio involucrada con narcóticos.
 
Se desconoce cómo Amaro se quitó el dispositivo o si estaba reforzado con acero. 

Longoria dice que aún los dispositivos más resistentes pueden quitarse.

"Quiero decir, cualquier dispositivo, aún los que tienen cableado de acero, en la pulsera, se puede cortar. ¿Qué tan fuerte puede ser?"

Longoria afirma que la mayoría de los dispositivos pueden quitarse con un cuchillo.

Quitarse un monitor se considera una violación a la libertad condicional. Las sanciones por quitárselo sin permiso varían.

"Depende del delito por el que se monitorea al individuo," dijo Longoria.

Según el Código Penal de Texas, los infractores podrían enfrentar 180 dias o un año en prisión dependiendo del delito cometido. 

Los delicuentes de un delito grave de tercer grado enfrentan de 2 a 10 años en prisión, delitos graves de segundo grado de 2 a 20 años, y delitos graves de primer grado de 5 a 99 años tras las rejas.

Longoria dijo a CHANNEL 5 NEWS que los dispositivos pueden alertar cuando los monitores son afectados.

"Los dispositivos tienen sensores y mecanismos que nos dicen si los están manipulando o si fueron afectados," explicó Longoria.

Estos dispositivos no son baratos y el usuario paga por ellos.

Los costos varían de $150 a cerca de $345 dólares. Esto no incluye el costo de servicio diario de aproximadamente 3 a 6 dólares por día.

Una vez que se atrapa al criminal sin su monitor de tobillo, la corte decidirá si regresará a cumplir el resto de la sentencia.

La corte también tiene la opción de aumentar las sanciones del infractor por quitarse el dispositivo.

Cada una de las posibles sanciones puede llevar multas desde $2,000 hasta $4,000 y hasta $10,000 por delitos graves.

News

Radar
7 Days