x

Familias de Soldados Caidos Nunca Olvidan su Pena

Related Story

"Lo sigo queriendo porque es mi hijo precioso" dijo tristemente la madre de Derek Hernández.

En el 2010, el cabo segundo - Derek Hernández - hijo de Virginia Reyna e Israel Hernández de Edinburg, murió mientras cumplía con su servicio militar en Afganistán.

Los padres compartieron sus recuerdos con nosotros.

Dicen que Derek Hernández era un chico normal y amable y que aunque le gustaba estar a solas, convivía mucho con la familia y amigos. Jugaba con todos y practicaba el futbol y béisbol con sus cuates en la colonia.

Describen a Derek como juguetón con su mascota; un perro de nombre "peanut" y como todo pequeño tenía su juguete favorito mismo que permanece en el ático.

No olvidan que le gustaban los deportes y que en la preparatoria jugaba con los Bobcats, estaban orgullosos de él además que era un buen jugador.

Se graduó de la preparatoria y luego Derek decidió unirse a las fuerzas militares. En su carta de reclutamiento, escribió: "la razón por la que me uno al cuerpo de los marinos es porque me gusta el reto."

Su madre recuerda que de un día para otro llegó y le dijo: 'Mamá, me voy a unir a la Naval."

También le informó a su padre y aunque le quiso decir que no, recuerda que respeto su decisión.

En el año 2010 Derek fue desplegado a servicio en Afganistán.

Comentan que empezaban a temer por él, pero que creían que iba a estar bien que lo volverían a ver, estaban seguros de que iba a regresar.

En Afganistán, era conductor para gente de alto rango.

Su hermana dice que ella siempre traía su celular para recibir un te quiero, estoy bien hermana, un breve hola y adiós. Ella comenta que preguntaba por su hermano pequeño, Devon y como estaban todos, cree que eso lo hacía sentirse mejor.

El 6 de Junio del 2010, llegaron integrantes de la Naval a casa de los padres de Derek con noticias sobre su hijo.

Era un Domingo habían planeado salir pero por alguna razón, no fueron a la Iglesia.

La madre comenta: Eran las 10:30 de la mañana abrí la puerta y dijeron: Virginia Reyna?  Y les dije - sí.  Es usted la Madre del Cabo Segundo Derek Hernández y conteste, - así es -... podemos pasar Dijeron.

Ahí le dijeron que Derek estuvo en una volcadura en Afganistán; iban cinco en el vehículo y solo dos sobrevivieron.

El padre comenta que no recuerda lo que dijeron para el todo se borró y comenta que fue muy difícil.

Por su parte la hermana se preguntaba que por qué de todas las familias porqué toco eso a la suya.

El siempre dijo que sería alguien y que lo mostraría orgulloso a su padre.

Los padres dicen que saben que está en el cielo feliz y que algún día se van a reunir.

Cientos de familias de militares en el Valle sufren estas grandes pérdidas.

Los nombres de sus hijos e hijas pueden encontrarse grabados en piedra.  Es aquí, en un monumento como ése que su legado de sacrificio vivirá para las futuras generaciones. 

News

Radar
7 Days