x

Cinco personas arrestadas tras acusaciones de trabajos forzados

1 year 1 week 5 days ago Wednesday, September 11 2019 Sep 11, 2019 September 11, 2019 8:47 PM September 11, 2019 in Somos Noticias

BROWNSVILLE - Miembros de los ministerios Imperial Valley Ministries se ven acusados de utilizar a personas indigentes para realizar labores forzadas.

Cinco personas fueron arrestadas en Brownsville y enfrentan cargos federales.

Fiscales comentan que son parte de una red de 12 personas acusadas de trabajo forzoso.

Su iglesia base se encuentra en California y también cuentan con otra sede en Brownsville.

Líderes de la iglesia se enfocaban en rehabilitación de drogas, pero sus reclutas además se veían forzados a mendigar y a entregar sus documentos de viaje y posesiones.

Cinco personas fueron arrestadas en Brownsville el día de ayer: Víctor González, Susan Christine Leyva, José Anthony Díaz, Mercedes Gonzales y José Demara Flores

Victor González y Susan Christine Leyva eran dos pastores casados.

Otra pareja, Jose Anthony Diaz y Mercedes Gonzales, eran directores.

Y Jose Demara flores fungía como consejero en el rancho de hombres.

Un total de 12 personas fueron arrestadas.

La acusación establece que los 12 utilizaron estrategias psicológicas y físicas para mantener bajo su control a los reclutas y dentro de sus propiedades.

Los reclutas firmaban formatos acordando vivir bajo reglas estrictas, entregando su dinero, artículos personales, identificaciones, tarjetas de débito, certificados de nacimiento y otros documentos de viaje o inmigratorios.

Pero además firmaban un documento que decía:

"Si cualquiera de las reglas anteriormente mencionadas son infringidas, habrá consecuencias disciplinarias."

En una ocasión una mujer intentó huir, pero fue capturada.

"Las ventanas estaban cerradas con clavos y en una de las ubicaciones una joven de 17 años intentó escapar por una ventana y correr a una propiedad vecina para llamar a la policía," comentó Robert Brewer, abogado de Estados Unidos.

La atención médica se le negaba a muchos, incluyendo una mujer con el útero prolapsado y a otra embarazada.

A una madre de familia incluso  le dijeron que podrían cuidar de su hijo si se iba.

Los reclutas eran forzados a mendigar y les quitaban las ganancias.

Los miembros de la iglesia arrestados también enfrentan cargos por defraudar beneficios federales al retirarle las tarjetas de estampillas de comida a sus reclutas y usarlas por cantidades mayores a las acordadas.

La iglesia cuenta con 30 "sedes de restauración", incluyendo una en Brownsville.

Cabe aclarar que la evidencia recaudada y mencionada en la acusación no fue colectada en su ubicación en Brownsville.

More News

Radar
7 Days