x

Compañera de trabajo recuerda a Leo Campos

Related Story

EL PASO - El Paso, con una población de cerca de 680 mil personas es mucho más grande que cualquier ciudad del Valle del Río Grande.

La muerte de Leo Campos y la manera en que afectó a sus compañeros de trabajo es solo una muestra de lo unida que es realmente esta comunidad.

No mostraremos el rostro de la mujer con la que hablamos por respeto a su dignidad y compostura, pero compartió con nosotros una emotiva historia.

Al pie de la cruz de Leo Campos, con flores, veladoras y oraciones, fue que encontramos a Diana Murillo.

Reflexionando en silencio pensó sobre el último día que habló con su compañero de trabajo.

"Iba saliendo. Iba a ir a comer con una amiga a Applebee's. Me vio a lo lejos y me dijo '¡que tengas un excelente fin de semana!' Y yo me reí y le dije, '¿en serio?' y dijo, '¿Netflix hoy?' y le dije, 'si, Netflix hoy, me quedaré en casa'. Me respondió, 'yo también' y dijo, 'mañana iré de compras. Compras de domingo, ¿sabes porqué? ¡Porque es día de pago!' y yo me reí."

Leo Campos, como muchos otros, estaban en Walmart Cielo Vista, una tienda muy popular también para sus turistas.

"Mucha gente de México viene. Es bien conocido como el Walmart de quienes cruzan la frontera", comenta Murillo.

Fue donde el atacante decidió abrir fuego.

Entre los 22 muertos y 27 heridos, se encuentran Leo y su esposa.

Diana lo recuerda como el tipo de empleado que realmente deseaba el bien cuando decía 'buenos días'.

"Era una persona muy motivadora. Una vez le dije '¿Por qué eres tan feliz? Siempre estás sonriendo, no entiendo'. Y me dijo, 'Porque nunca sabes si vas a vivir mañana'"

Comenta que su trabajo ahora se siente diferente. El ambiente se percibe sombrío e inquieto.

No solo están de luto por Leo y su esposa, sino también por el hijo adulto de ambos quien trabaja con ellos.

"Es como si hubiéramos perdido a un hermano y otra de nuestras hermanas está luchando por vivir.”

Sus compañeros de trabajo se sienten preocupados por la recuperación de otra empleada.

"Otra compañera, Michelle. Recibió un disparo y sé que estuvo en cirugía el domingo. Vivía en mis departamentos y siempre la veía", nos cuenta Murillo.

Al caminar por este sitio solo se percibe angustia al ver todos los nombres de quienes perdieron la vida ese día.

Pero hay algo por lo que la familia de Diana se siente agradecida.

Y es que ella se dirigía a Walmart ese sábado.

"Estaba en el semáforo, pero no cambiaba, tomó mucho tiempo y dije, 'Ok, voy a ir a la casa de mi mamá' y di una vuelta en U."

 30 minutos después comenzó a recibir mensajes sobre la balacera en ese mismo Walmart.

Murillo agrega que es el tipo de compradora que puede pasar horas eligiendo artículos.

Está segura de que hubiera estado en ese preciso momento en Walmart si no hubiera cambiado de opinión a último minuto.

News

Radar
7 Days