x

México extiende el cierre tras aumentar casos de COVID-19

2 months 5 days 19 hours ago Tuesday, March 31 2020 Mar 31, 2020 March 31, 2020 9:11 AM March 31, 2020 in Somos Noticias

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El gobierno de México extendió el lunes la suspensión de “actividades no esenciales” al sector privado y prohibió las reuniones de más de 50 personas para luchar contra la propagación del coronavirus.

Las medidas de emergencia de un mes estarán en vigor desde el 30 de marzo hasta el 30 de abril. Previamente, México había suspendido los servicios gubernamentales no esenciales y prohibido las reuniones multitudinarias.

La medida fue tomada mientras el número de casos confirmados en el país alcanzó los 1.094, con 28 muertes.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell dijo que se instaría a los mexicanos a permanecer en sus casas por un mes, pero no anunció sanciones en caso de que no lo hagan. El gobierno les pedirá a los adultos mayores _que corren un mayor riesgo si se infectan_ quedarse en sus hogares, incluso si trabajan en sectores esenciales como el de salud o seguridad.

“Millones de personas tienen que restringir su movilidad”, dijo López-Gatell, y añadió: “Quédate en casa, quédate en casa”.

En los últimos días el tránsito vehicular parece haber disminuido un 60%, señaló, pero añadió que se necesita hacer más. Confirmó que un grupo de trabajadores de salud de una clínica en el norte de México se había contagiado con el virus, pero dijo que no fueron infectados por pacientes, sino que los contagió un médico que aparentemente llevó la infección desde su consultorio privado.

Las medidas parecían ser mayormente de carácter voluntario y no prohibían los mercados callejeros, que siguen activos en México. Sin embargo, algunos gobernadores estatales parecían estar dispuestos a usar la fuerza.

El gobernador Mauricio Vila del estado de Yucatán dijo que violar las prohibiciones al movimiento y a las reuniones públicas sería castigado con multas o tiempo en prisión.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que México declarará una emergencia de salud pública, que por el momento parecía involucrar medidas logísticas en gran medida. Pero señaló que las empresas que no obedezcan las directrices relativamente vagas podrían enfrentar multas o cierres.

El doctor Miguel Betancourt, presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, dijo que las medidas del gobierno federal “llegan tarde y son insuficientes”.

Sin embargo, “todavía estamos a tiempo de evitar un brote que se salga de proporción, pero todos tenemos que hacer nuestra parte”, puntualizó.

En Colombia, gobierno resolvió el lunes que más de 13.000 excombatientes de la desaparecida guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reciban una ayuda de 250 dólares mientras dure la cuarentena obligatoria para evitar la propagación del coronavirus.

Otros 2.893 de ellos _los cuales viven con sus familias en 24 espacios territoriales asignados por el gobierno_ seguirán recibiendo víveres para garantizar su seguridad alimentaria y elementos de aseo, informó el consejero presidencial Emilio Archila. Las FARC firmaron la paz a fines de 2016 con delegados del entonces presidente Juan Manuel Santos.

En Colombia hay 786 contagiados y 13 fallecidos.

En tanto, en Bolivia murió una mujer de 68 años, con lo cual ya suman cinco fallecidos y 97 contagios, informó el gobierno.

El país está en cuarentena desde hace una semana, y los vuelos comerciales y los viajes terrestres han sido suspendidos hasta el 15 de abril. El cierre de fronteras afecta a unos 100 bolivianos que no lograron ingresar desde Chile y se quedarán en la zona limítrofe. El gobierno prometió proporcionarles ayuda humanitaria, informó la canciller Karen Longaric en Twitter.

Por la tarde, tres menores que llegaron a Guatemala deportados desde Brownsville, Texas, fueron llevados a un hospital establecido para atender pacientes con coronavirus debido a que tenían fiebre, informó el gobierno. El domingo confirmó que un migrante adulto que arribó el 26 de marzo desde Mesa, Arizona, dio positivo de COVID-19.

El lunes llegaron al país centroamericano dos vuelos con guatemaltecos deportados, uno de ellos con los menores con fiebre. Todos están siendo monitoreados, informaron las autoridades.

En El Salvador, donde no ha muerto nadie por el coronavirus y se registran 30 contagios, miles de personas llegaron a las oficinas del Centro de Atención por Demanda del Ministerio de Economía (CENADE) para tratar de retirar el subsidio de 300 dólares que ofreció el gobierno para las familias de bajos ingresos debido a la pandemia, pero la multitud era tal que se decidió cerrar todas las oficinas de esa dependencia en el país. La medida beneficiaría a 1,5 millones de salvadoreños.

Poco después, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez indicó que se detectaron seis nuevos contagios en el país y la cifra total llegó a 135, con tres muertos.

De esos 135 casos, 10 están en clínicas privadas, 47 en aislamiento domiciliario y el resto en hospitales y Centros de Diagnóstico del sector público.

Cerca de 50.000 personas que ingresaron a Venezuela en marzo están siendo contactados para realizarles pruebas con miras a romper la cadena de contagios relacionadas con los viajeros, dijo Rodríguez, quien exhortó a los venezolanos a “respetar la cuarentena”, que el martes cumple 15 días.

Durante la madrugada llegó desde China otro cargamento de insumos y materiales quirúrgicos para combatir la pandemia, así como una delegación de médicos especialistas chinos.

Por su parte, Perú sumó 24 muertos y 950 afectados, y se anunció que a partir del martes todos deben permanecer en casa desde las 6 de la tarde a las 5 de la mañana. Sin embargo, en cinco regiones donde ha habido muchos contagios y enorme desobediencia a la cuarentena, la gente no podrá salir de su casa desde las 4 de la tarde.

Desde que comenzó la cuarentena el 16 de marzo, las autoridades han detenido más de 33.000 personas por salir de sus casas en horario prohibido.

En Cuba se han registrado 170 casos positivos y cuatro fallecidos, indicaron las autoridades sanitarias. Cuatro personas se recuperaron y una fue evacuada del país. Hay 2.600 personas en observación.

En la isla no hay cuarentena obligatoria, pero las clases comenzaron a impartirse a través de la televisión estatal y las calles permanecen desoladas.

Por la noche, las autoridades panameñas anunciaron nuevas medidas para restringir aún más la circulación de la gente durante la cuarentena. Las mujeres y hombres no podrán salir a hacer compras básicas al mismo tiempo, y se les destinó tres días diferentes a la semana para hacerlo, entre lunes y sábado. El domingo nadie podrá salir de sus casas.

Esto regirá desde el miércoles y se extenderá durante dos semanas.

“Necesitamos 15 días de máximo resguardo de la población”, dijo el ministro de Seguridad, Juan Pino, tras lamentar que mucha gente está violando la cuarentena. Panamá registra 1.039 contagiados, 27 fallecidos y 9 recuperados. 

En Argentina hay 799 personas infectadas y 21 muertos, informó el lunes el Ministerio de Salud. Hay 53 pacientes internados en terapia intensiva.

Las autoridades sanitarias comenzaron a entregar 35.000 reactivos para agilizar el proceso de diagnóstico del virus en todo el país, donde la cuarentena general que comenzó el 20 de marzo se ha prolongado hasta el 12 de abril.

En tanto, más de un centenar de médicos y enfermeros argentinos que estaban dando clases o completando posgrados en Europa regresaron la víspera a Buenos Aires en un vuelo especial para sumarse al equipo sanitario que combatirá la pandemia. Antes de comenzar a trabajar, los recién llegados cumplirán 14 días de cuarentena debido a que vienen de países de alto riesgo.

La parálisis de la actividad por el aislamiento obligatorio llevó al gobierno a implementar medidas para aliviar el bolsillo de los ciudadanos, como congelar los costos de los alquileres, sometidos a periódicas actualizaciones debido a la inflación, y suspender los desalojos por falta de pago hasta el 30 de septiembre.

El presidente Alberto Fernández cuestionó a los empresarios que están despidiendo a trabajadores, sobre todo en el sector de la construcción.

“Hay que ser solidario, ponerse en el lugar del otro y ayudarlo. Algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden”, sostuvo.

En Ecuador hay 1.966 contagiados, 62 fallecidos y 3.232 casos sospechosos, señaló el Ministerio de Salud. La provincia de Guayas sigue siendo el epicentro de la pandemia en el país con 1.397 casos.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, aseguró que las autoridades han decidido ampliar la cuarentena hasta el 5 de abril, cuando se volverá a evaluar la situación.

En toda Latinoamérica hay al menos 13.500 infectados y casi 300 fallecidos por el coronavirus.

A nivel global, la pandemia ha infectado a más de 777.000 personas y causado unas 37.100 muertes. En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

More News

Radar
7 Days