x
3 years 10 months 1 week ago Monday, August 07 2017 Aug 7, 2017 August 07, 2017 5:47 PM August 07, 2017 in Hechos Valle

RIO HONDO - Una familia de Rio Hondo sigue buscando justicia después de 29 años. Su hijo fue encontrado muerto por un disparo de bala en su hogar en septiembre de 1988.

Hasta la fecha, nadie ha sido acusado en el asesinato de Michael Flores cuya familia está segura que alguien pagará por su asesinato.

La madre de Michael es testigo que el tiempo no borra todas las heridas.

El asesinato sin resolver de Michael Flores sigue atormentando a la ciudad.

"Nunca pensamos que algo así podría ocurrir en una pequeña comunidad como esta," dijo Javier Vallavaruz, residente de Rio Hondo.

Y obviamente, es algo que sigue atormentando a María, la madre de Michael.

"Escuché un ruido y luego como cayó al suelo," dijo.

El incidente sucedió el 26 de septiembre de 1988.

Los estudiantes de preparatoria acababan de regresar de la escuela. Michael era uno de ellos.

"Acababa de iniciar su segundo año de preparatoria. Era un chico muy bromista, divertido y amable."

Ese lunes por la noche hubo práctica de banda.

Michael y su hermano fueron a ver a su hermana y a otros amigos.

Mientras se preparaban para el partido del viernes por la noche. Cuando terminó, un amigo los llevó a los 3 a casa. María comenta que su hijo se sentía optimista sobre el futuro, y que ese día había decidido lo que quería ser cuando fuera grande.

"Dijo que le interesaba la mecánica, pero la parte computarizada de arreglar autos y ese tipo de cosas," comentó la Señora Flores.

Agregó que luego de su plática, Michael fue a su habitación y encendió el estéreo.

"Grité y me escuchó, así que le bajó a la música, eso ocurrió unos minutos antes de que escuchara el disparo," recordó.

María comenta que pensó que eran fuegos pirotécnicos. Los había escuchado muchas veces, pero esta vez era un ruido ensordecedor. Muy fuerte para haber sucedido afuera.

"Estaba de rodillas, su rostro hacia el suelo en una almohada,” comentó. "Le dispararon justo detrás de su oído".

Michael estaba muerto.

Pronto, la policía empezó a buscar pistas por toda la casa.

Pero encontraron muy pocas.

"No sé si pasaron días o semanas, pero empezaron a enfocarse en una persona de interés".

Aunque los investigadores sospechaban de alguien, María comenta que no tenían suficiente evidencia para acusarlo.

"Teníamos que continuar, no teníamos otra opción, teníamos que seguir trabajando, aunque no quisiera, mis hijos me necesitaban".

Han pasado días, meses…hasta años y no se han efectuado arrestos.

María comenta, que sigue teniendo esperanza a pesar del tiempo que ha pasado.

"Creo que quienes vieron o escucharon algo pudieron haber tenido miedo de hablar. Sus padres tal vez no quisieron que dijeran nada o que se involucraran,” dijo. “Quizá pensaron que solo sabían algo pequeño, que no era importante, pero todo es importante cuando se intenta resolver un caso".

Siguen con la esperanza de que el asesino de Michael se enfrente a la justicia.

La familia Flores dice que la pistola usada en su muerte nunca fue hallada.

Los Oficiales Texas Rangers continúan investigando el caso

Hasta la fecha, este caso es considerando como una de las 12 investigaciones de casos no resueltos más importantes.

Si tiene información sobre este caso se le pide llamar a la Línea de Prevención del Crimen de Texas al 1-800-252-8477.

More News

Radar
7 Days